El coronavirus activa la subrogación de hipotecas en España

Las subrogaciones hipotecarias se disparan durante el confinamiento, rebajando la cuota hasta 300€

Mejorar las condiciones de nuestra hipoteca y reducir la cuota mensual es una gestión sencilla, rápida y efectiva gracias a la tecnología. No esperes más para conocer tu ahorro.

Cómo mejorar las condiciones de tu hipoteca y no morir en el intento

Ahora más que nunca nuestro hogar se ha convertido en nuestra oficina, nuestro gimnasio, nuestro restaurante, nuestro parque y nuestro centro de cualquier actividad.

El confinamiento y la situación actual, nos ha llevado a replantearnos las prioridades y la importancia de nuestra vivienda como escenario principal de nuestra vida familiar y cotidiana. El hogar nunca había adquirido tanta importancia como ahora, por lo que es el mejor momento para pensar en tener la vivienda asegurada y en las mejores condiciones. En un momento en que la economía familiar se tambalea, mejorar el préstamo hipotecario puede suponer un gran ahorro.

Estudiar una subrogación de la hipoteca no entraba en nuestras prioridades, seguramente porque no conocíamos el ahorro que puede suponer. Y aunque a priori puede parecer un proceso tedioso, ahora, gracias a la tecnología, nunca había sido tan fácil valorar mover la hipoteca de un banco a otro.

¿Qué es una subrogación?

Subrogar una hipoteca es la operación que implica mejorar las condiciones del préstamo hipotecario mediante un cambio de banco. Es decir, trasladar la hipoteca vigente de un banco a otro distinto. Un propietario se plantea una subrogación para intentar reducir la cuota mensual y total del préstamo con el objetivo de ahorrar.

¿Qué condiciones podemos mejorar?

Trasladar la hipoteca de un banco a otro implica, cambiar las condiciones del préstamo en relación al tipo de interés, el diferencial, el plazo de amortización, las comisiones y/o las vinculaciones. En este sentido, podemos rebajar el interés, reducir vinculaciones y comisiones o eliminar cláusulas abusivas con la nueva hipoteca. Es importante destacar que realizar un cambio de entidad puede conllevar posibles vinculaciones.

Por poner un ejemplo claro: personas que contrataron un préstamo a tipo variable en su momento, realizar ahora una subrogación a tipo fijo les permite beneficiarse de lo bajas que están las hipotecas de este tipo de interés y asegurarse una cuota más baja y que no varíe con los años.

Para subrogar la hipoteca es importante tener en cuenta:

  • La oferta del mercado para asegurarnos que las condiciones que nos ofrecen son las más adecuadas para nosotros.
  • Las comisiones de la subrogación
  • La penalización por cancelación de la hipoteca con el antiguo banco
  • Las vinculaciones ligadas a la hipoteca nueva, como seguros de vida y hogar, planes de pensiones o tarjetas de crédito
  • Los gastos derivados de la apertura de la nueva hipoteca, teniendo en cuenta que según la normativa actual el prestatario queda exento de asumir el impuesto de actos jurídicos documentados y los gastos de asesoría y notaría
  • Cuanto capital queda por amortizar, ya que si queda poco, quizás no compensa realizar este cambio
foto subrogación

Valorar la subrogación desde casa y con un par de clics

Conocer y analizar las ofertas de los diferentes bancos para mejor la hipoteca, puede parecer tedioso, pero gracias a las plataformas tecnológicas de gestión hipotecaria este proceso es simple, ágil y no hace falta salir de casa. Ahora que la situación actual impide realizar estas gestiones de forma física, te ofrecemos un servicio digital que busca y gestiona las hipotecas que más se ajustan a tus necesidades y te conectamos con las entidades bancarias que las ofrecen. Te ayudamos a negociar mejor las ofertas hipotecarias de los diferentes bancos, te acompañamos en todo el proceso hasta la contratación, te ahorramos papeleo y tiempo al no tener que acudir físicamente a cada banco y podemos conseguir mejores condiciones que si acudes a puerta fría.

Realizar estas gestiones a través de una plataforma digital puede generar incertidumbre y muchas dudas en relación a comisiones de intermediarios.

IMPORTANTE

Nunca pagues por comisiones a una plataforma de gestión hipotecaria o intermediario, ofrecemos estos servicios de forma gratuita para nuestros clientes. No tiene que costarte ni un centavo recibir acompañamientos

Ahora, en tan solo 10 minutos y con un solo clic, introduciendo algunos datos sobre tu contrato actual, te decimos el ahorro en tu cuota mensual a través de varias ofertas de bancos para valorar cuál es la que mejor se ajusta a tu situación y necesidades. Debes tener a mano algunos datos de tu contrato vigente que podrás encontrar en la app de tu banco o solicitarla a tu banco para que te mande el contrato digital. Una vez tengas esta documentación a mano, con un solo clic, te decimos cuánto podrías ahorrarte, respondiendo a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuánto te falta por pagar?
  • ¿A cuántos años hiciste la hipoteca?
  • ¿En qué año firmaste la hipoteca?
  • ¿Cuál es el tipo de interés actual de tu hipoteca?
  • ¿A qué tipo de interés te gustaría calcular la hipoteca? Fijo o variable
  • ¿Con qué banco tienes la hipoteca?

Una vez hayas respondido a estas preguntas, te mostramos al momento un comparador de hipotecas donde ver claramente el ahorro que supone en tu cuota mensual las propuestas de distintos bancos. El siguiente paso es subir la documentación que el banco solicita para realizar el estudio de riesgos -totalmente confidencial y que solo se comparte con el banco que has elegido- y, a partir de aquí los gestores de los bancos seleccionados te llamarán para darte más detalles sobre sus condiciones.

Recuerda que durante todo el proceso te acompaña un gestor de Trioteca para ayudarte y resolver cualquier duda.

En tan solo 5 minutos te informamos del ahorro que estabas esperando.