La decisión de adquirir una segunda residencia viene condicionada por varios factores, principalmente económicos.Y ante la decisión de comprar o no, nos pueden surgir preguntas como: ¿Es mejor comprar o alquilar? ¿Es fácil obtener financiación para su adquisición? ¿Es una buena inversión?